Presentación Candidatura.

Mi nombre es Pavel Alejandro Ayala Lienqueo, tengo 26 años y he vivido toda mi vida en la comuna de La Pintana. Este año me titulé de Administrador Público en la Universidad de Chile y me encuentro en tercer año de Licenciatura en Ciencias Sociales con major en Políticas Públicas y Planificación Urbana en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Pertenezco al grupo de los llamados «Hijos de la educación pública», puesto a que once de los doce años de escolaridad obligatoria, los cursé en establecimientos municipales: educación básica en el colegio Capitán Ávalos, de la comuna de La Pintana, y enseñanza media en el Internado Nacional Barros Arana (INBA). 

De ambos tengo muy buenos recuerdos y experiencias que sin duda marcan quién soy hoy en día. Viví un año 2011 lleno movilizaciones, buscando una educación pública, gratuita y de calidad para todos y todas, porque tuve y tengo la convicción de que es de vital importancia para que nuestro país avance. Por lo anterior, junto a mi familia tomamos la decisión de perder el año escolar, siendo consecuentes con lo que anhelamos. Hoy puedo decir que fue una gran decisión, una experiencia que, sin duda, me tiene el día de hoy, participando activamente en este proceso tan importante para todos y todas las personas que, como yo, no tienen los recursos para acceder a la educación que merecen, porque lamentablemente, nuestro derecho se ha convertido en una mercancía.

Dentro de mis experiencias y mi trayectoria, he participado como dirigente en mi junta de vecinos en la Villa Estrecho de Magallanes en el sector El Castillo. Durante los años 2014 y 2015 estuve a cargo de la coordinación del Preuniversitario Popular Víctor Jara en la Sede La Pintana, donde mi trabajo se orientaba a velar por el buen funcionamiento en términos de gestión, atendiendo las inquietudes de tutores de las distintas asignaturas y los más de 200 estudiantes de tercero y cuarto medio que se matriculaban anualmente. Además, durante el año 2017 participé en el Gabinete Juvenil del Instituto Nacional de la Juventud de la Región Metropolitana, instancia en la cumplí la función de colaborar y aconsejar en materia de participación de las y los jóvenes de la región. Siempre he tenido interés por el servicio público, esperando que el Estado fundamente su decisión y accionar en la implementación de políticas públicas cuyo objetivo central, sea la búsqueda del bien de los territorios y personas que lo habitan, siendo este mi mayor anhelo como ciudadano. Pienso que llegó el momento de que personas y organizaciones sociales de base, participemos de instancias de decisión, sobre todo por el serio cuestionamiento que existe desde la ciudadanía a las lógicas de la democracia representativa y el actuar de los partidos políticos. Desde el 18-O, como chilenos, hemos cambiado la perspectiva en cuanto a nuestros deberes, derechos y responsabilidades ciudadanas, abriéndose un camino de esperanza, que nos permite con más fuerza que nunca, exigir dignidad, igualdad y respeto, y es para llevarlo a cabo, que se requieren de personas comunes y corrientes, que conozcan la realidad de Chile, tal cual es, con convicción sobre lo que necesitamos y merecemos como personas, y que deseen participar y aportar en esta instancia decisiva para nuestros país y todos sus pobladores. Mi interés por ser candidato en este proceso constituyente se resume principalmente, en la posibilidad de avanzar en dignidad, democracia y descentralización de todos los espacios de decisión política, incentivando la participación ciudadana para que todos y todas, juntos/as seamos agentes de cambio en nuestros territorios.